La franquicia después de la pandemia

imagen-franquicia-después-de-la-pandemia

Por Dr. Eduardo F. Poblete Castillo*

Un marco muy propicio hoy día, en el umbral del reinicio parcial de las actividades de la “Nueva Normalidad” en nuestro país, México, para conocer cómo ha sentado sus reales tan singular modelo de negocio denominado: franquicia.

Para entender el comportamiento de la actividad económica después del inicio de la pandemia, es indispensable conocer las experiencias en el ámbito internacional y particularmente de la forma como en México el gremio de la franquicia y las pymes han enfrentado el reto de la recuperación de la crisis sanitaria y otros grandes retos económicos anteriores.

Debemos entonces reflexionar sobre los retos y el ¿qué hacer? en esta industria para acceder y transitar con ventajas en la nueva normalidad.

A casi cinco décadas de su existencia en México y Latinoamérica como la gran figura de los negocios, la Franquicia pasea su grandeza, contribuyendo al crecimiento y desarrollo de las economías en todo el mundo y como el exitoso slogan de una conocida marca mexicana:

 “… y sigue tan campante”.

Sin embargo, esta crisis sanitaria sin duda alguna es el mayor de los retos que ha enfrentado la industria y pone a prueba sus fortalezas.

Para ponernos en sintonía con el tema, en fechas pasadas se celebró la primera edición del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, emitida en 1605, convoquémoslo en una de sus sabias frases: 

“Como no estás experimentado en las cosas del mundo, todas las cosas que tienen algo de dificultad te parecen imposibles”; y en una propuesta: La franquicia y las pymes en la nueva normalidad solo requieren de saber cómo enderezar sus entuertos para seguir adelante.

Nada se ha explorado sobre que la Franquicia significa a partir de las PyMES la equivalencia al genio e ingenio que reviste todo quehacer humano que se precie de transformar al mundo.

Recordemos que como toda obra de arte, el artista primero bosqueja y después crea su obra maestra; las Pymes fueron el bosquejo y su corolario, la Franquicia.

Consolidadas como Pymes, estas figuras de negocio evolucionan hacia la Franquicia y revolucionan el comercio y es precisamente de los 90´s a la actualidad que las Franquicias viven su diáspora, se difunden y entronizan en el mundo como el modelo de negocio por excelencia, desplegando, en su evolución de PyME a Franquicia, toda su potencialidad.

Así fue como se fincó el futuro de la Franquicia, de donde deviene la Franquicia del futuro: la franquicia después de la pandemia.

“El genio es 10% de inspiración y 90% de transpiración” dijo Thomas Alva Edison. Coincidentemente es la misma fórmula matemático-porcentual para ser productivo, puesto que la productividad es el indicador de eficiencia que relaciona la cantidad de recursos utilizados con la cantidad de producción obtenida.

Las acciones gubernamentales realizadas por nuestros gobiernos, no obstante la severas crisis internacionales de los últimos años y décadas, han logrado crear condiciones para un crecimiento económico, con incremento en la producción y en la generación de empleo; hacer sostenibles estas condiciones y sus resultados, requiere, primordialmente, reforzar las actividades de negocios que han probado su reciedumbre en las economías nacionales.

La Franquicia, como sistema integral de control de gestión, como la he denominado desde hace más de dos décadas en mi ensayo “La Evolución de la Franquicia en México y Latinoamérica”, es, sin duda, la figura que más se corresponde a este propósito; reforzar su preeminencia y prominencia es una necesidad, puesto que sus resultados lo exigen, toda vez que así lo ha demostrado con su participación del 6% en el producto interno bruto, para el caso de México y hasta llegar a aportar el 12% para el caso de los Estados Unidos de América, según cifras oficiales, y su notable incidencia en la productividad y generación de empleo.

Está más que probado que la Franquicia, aún con su inconsistencia regulatoria en la mayor parte de los países, promueve formación de capital y capacidad de producción, tanto desarrollándose localmente, como combinándose con participación de inversión extranjera; nacional e internacionalmente, incentiva mercado para consumo y para industria.

Para el mercado interno, la Franquicia significa un modelo educacional en la promoción de la capacidad competitiva, puesto que la Franquicia es, en su esencia, un sistema de control de gestión en las actividades de producción, con productividad.

En el mundo globalizado de hoy, en la “Aldea Global”, una figura con los blasones que distinguen a la franquicia, se debe constituir en un orden superior y, más allá de ser un modelo de negocios comercializable, es, como lo cité “un SISTEMA INTEGRAL DE CONTROL DE GESTIÓN, aplicable tanto a las franquicias comerciales, como a las sociales e institucionales; en síntesis: el propósito primario “NO ES HACER PARA VENDER”, como pareciera ser el espíritu que, con una visión limitada y cortoplacista, equivocadamente, se ha impuesto por algunos actores de la industria en México, a lo largo de los avatares de tan singular figura, en el país, sino “CREAR PARA DESARROLLAR”, y por consecuencia expandir un negocio; tal es la esencia y verdadera razón de ser de la franquicia.”-

Si bien, se ha atendido en la industria de la franquicia esta crisis sanitaria, nadie desconoce que ante la contingencia se han tomado medidas que se confrontan entre sí como, para nuestro tema:

-Confinamiento en casa y Suspensión de servicios y actividades comerciales.

Resultado: 

-Desaceleración en la dinámica de desarrollo y crecimiento del sistema de franquicias.

Conclusión: Impacto económico, social y por tanto de desarrollo para nuestros países.

epoblete@pobleteabogados.com
eduardopoblete.wordpress.com/
linkedin.com/in/eduardopoblete

*Abogado transaccional, árbitro y mediador privado certificado; Con más de 20 años de práctica profesional especializada en derecho colaborativo, comercial, empresarial corporativo e internacional, con enfoque en Propiedad Intelectual, Franquicias, Compliance, Arbitraje Comercial, Mediación, y Gobierno Corporativo. Abogado de parte en procedimientos arbitrales y postulante en materia mercantil y administrativa en áreas de su especialidad. 

Experto en arquitectura legal, planeación estratégica, diseño e implementación de proyectos de mecanismos de prevención, blindaje, gestión, y control de riesgos legales y operativos y, mecanismos alternativos de solución de controversias en operaciones legales complejas. Actividad profesional desarrollada en 12 países de Iberoamérica, colaborando para el sector privado, entidades gubernamentales, y organismos internacionales de desarrollo.

Académico de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Derecho de la UNAM y de la Universidad Anáhuac; doctor en derecho.

Derechos Reservados México © 2020 EDUARDO FABRIZIO POBLETE CASTILLO.

El presente documento es propiedad única y exclusiva de su autor, por lo que su contenido se encuentra protegido por la legislación nacional e internacional; queda prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio – incluidos los electrónicos – sin autorización previa y por escrito por parte del titular de los derechos.

Comparte este contenido

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Entradas Relacionadas

Suscripción a Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter informativo para recibir las noticias, opiniones, reseñas, alertas legales, reportajes, entrevistas y artículos de opinión de mayor relevancia para el mundo legal, empresarial, franquicias y negocios de México y Latinoamérica.

    Lo más popular

    Síguenos